IU rechaza la moción del PP en apoyo de la educación concertada

Izquierda Unida de Collado Villalba votó en contra de la moción del Partido Popular (PP) en apoyo a la educación concertada, que presentó en el Pleno Municipal el pasado jueves, 27 de septiembre.

Teniendo en cuenta que el 80% del alumnado del municipio está escolarizado en colegios públicos, la coalición de izquierdas no entiende la férrea defensa de un modelo educativo totalmente minoritario (20%) y que está en claro retroceso. De hecho, las cifras de matriculaciones del actual curso 2018/19 demuestran que las familias villalbinas –ejerciendo el derecho a la libre elección de centro que tanto reivindica el PP- siguen decantándose mayoritariamente por centros públicos, lo que ha llevado al cierre de una línea en uno de los tres colegios concertados existentes.

IU siempre defenderá el derecho de los padres a escoger el sistema educativo que desean para sus hijos, tal y como se recoge en la Constitución Española, pero, a su entender, las escuelas públicas son las únicas que garantizan una educación plural, de calidad y, sobre todo, inclusiva, ya que no segregan por motivos económicos, culturales o sociales y, ni mucho menos, de género.

Asimismo, Izquierda Unida no concibe otro modelo educativo que no sea laico –en el municipio, la oferta concertada es 100% religiosa- y gratuito, para hacer efectivo el principio de igualdad de oportunidades. Las cuotas “voluntarias” establecidas en los colegios concertados –a juicio de la coalición de izquierdas- violan claramente la premisa de que este tipo de enseñanza debe ser por ley completamente gratuita.

Los colegios concertados, un negocio muy lucrativo

IU de Collado Villalba solo entiende el apoyo obsesivo que hace el PP de este modelo educativo desde el punto de vista del negocio que los populares han hecho y siguen haciendo en los diferentes municipios en los que gobiernan. Tal y como publicó toda la prensa nacional en relación con la Operación Púnica, el ex secretario general del PP de Madrid, Francisco Granados, y su socio, David Marjaliza, cobraban mordidas de entre 900.000 y 1,2 millones de euros por cada colegio concertado que ponían en marcha.

El supuesto peligro que corre la educación concertada, según el PP, no tiene ningún tipo de justificación, en opinión de IU de Collado Villalba. A tenor de los datos, la que sí está en riesgo es la educación pública, que -gobierno tras gobierno popular- ve mermados sus fondos, recortadas sus plantillas de profesores y orientadores, y aumentadas sus ratios. Por si fuera poco, las familias que la eligen no pueden beneficiarse de ningún tipo de desgravación en el IRPF, un incentivo fiscal del que sí gozan quienes escolarizan a sus hijos en centros concertados y privados.

Además, cabe recordar que la Comunidad de Madrid dedicó al gasto en educación el 2,6% de su PIB cuando la media española, ya baja de por sí en estos años, fue del 4,1%.

Ante este panorama, Izquierda Unida cree que está más que justificado su voto en contra de la moción.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*